Llámanos al

689 155 562

Urgencias 24h presencial

Atención oftalmológica urgente sin esperas

Pide cita

Solicita tu cita online

Llámanos al

689 155 562

Urgencias 24h presencial

Atención oftalmológica urgente sin esperas

Pide cita

Solicita tu cita online

Oculoplastia

No sólo la estética es importante sino también la
correcta función del ojo y sus anejos.

Infórmate sin compromiso

o llámanos al 689 155 562




Blefaroplastia - Barcelona

Innovadores tratamientos Oculo faciales

La oculoplastia es una subespecialidad de la oftalmología, que es realizada por oftalmólogos especializados en patología palpebral, orbitaria y vía lagrimal. No sólo la estética es importante sino también la correcta función del ojo y sus anejos. Nuestra Unidad de oculoplastia pone a tu alcance distintos tratamientos para remodelar el contorno de tus ojos y recuperar un aspecto más juvenil, siempre teniendo en cuenta las características específicas de tu piel.

Rejuvenecimiento de la mirada con cirugía

Recupera la juventud de tu mirada con nuestras soluciones punteras y logra unos resultados naturales.

Blefaroplastia

La blefaroplastia o cirugía palpebral, es la que corrige quirúrgicamente este problema estético, mediante incisiones en los pliegues cutáneos o en la línea de las pestañas, que difícilmente resultan visibles una vez la piel ha cicatrizado y recuperado su tono.

Con el paso de los años, la piel pierde su firmeza y elasticidad. En general, aproximadamente entre los 35 y los 40 años, dependiendo de cada persona, se empiezan a dibujar arrugas de expresión y la musculatura se distiende, cayendo por el peso de la gravedad.

Se trata de una cirugía de bajo riesgo y corta duración, que no requiere ingreso hospitalario. En general, la corrección de ambos párpados suele emplear unos 90 minutos.

Blefaroplastia superior

La blefaroplastia superior se realiza mediante microcirugía, utilizando los pliegues naturales de la piel para realizar las incisiones, por lo que éstas no serán visibles en un futuro. Se elimina el exceso de piel con el diseño adecuado, buscando el mejor aspecto estético pero teniendo siempre en cuenta la función de protección del párpado.

Blefaroplastia inferior

La blefaroplastia inferior es la cirugía estética de los párpados inferiores. Su objetivo es eliminar las bolsas inferiores y/o el exceso de piel y arrugas, pudiendo mejorar en algunos casos también el surco de la ojera.

El tejido que envuelve el párpado interior es de tipo adiposo, o sea, compuesto por una capa de grasa que actúa como una esponja, reteniendo líquidos, que son los que provocan el abombamiento del músculo orbicular inferior del ojo, generando las bolsas. El cansancio y la falta de horas de sueño contribuyen a acelerar este proceso.

Lifting facial

Es una intervención quirúrgica sencilla destinada a elevar los pómulos desde la parte interior del párpado inferior, evitando las cicatrices externas. Por este motivo, en numerosas ocasiones se realiza conjuntamente con una blefaroplastia inferior. Esta técnica es recomendable para optimizar los resultados de la blefaroplastia inferior.

También se utiliza para corregir parálisis faciales como la lagoftalmia o lagoftalmos.

El resultado es un rostro más terso y rejuvenecido.

Se practica una incisión a nivel de la conjuntiva, accediendo desde dentro del párpado hasta llegar al pómulo, para elevarlo y fijarlo al reborde óseo de la órbita, estirando la musculatura para que recupere su aspecto juvenil.

Recupera tu mirada, y elimina los efectos del paso del tiempo con la cirugía de párpados.

Rejuvenecimiento mirada - Oculoplastia

Cirugía reparadora de la vía lagrimal

El lagrimeo copioso puede ser debido a obstrucciones en la vía lagrimal o pliegues en la piel del ojo.

Patología de la vía lagrimal

Las alteraciones en las vías lagrimales pueden producir infecciones y abscesos. Normalmente el paciente consulta por lagrimeo de larga evolución. Para mejorar el lagrimeo y las infecciones utilizamos diferentes procedimientos, que van desde la colocación de sondas hasta la apertura quirúrgica de una nueva vía de paso de la lágrima.

En función del tipo de obstrucción y tras una exhaustiva exploración médica, le ofreceremos la mejor solución (cirugía, láser, cateterismo…)

Patología orbitaria

El problema más frecuente en la órbita es la afectación tiroidea en la que el ojo tiende a salir de su posición normal, presionado por las estructuras que están detrás de él. Si el paciente lo desea se puede re-posicionar el globo ocular mediante técnicas quirúrgicas en las que se elimina la grasa y / o hueso. Estas técnicas quirúrgicas denominadas descompresiva se realizan con anestesia general, y el postoperatorio suele ser indoloro y recuperación total a las pocas semanas.

Patologías y tratamientos

Patalogías de los los párpados, lagrimal y tratamientos

Trastornos y patologías comunes

Oculoplastia-ojos
Patologías de los párpados
Anoftalmia y prótesis oculares

La anoftalmia es la pérdida del globo ocular por traumatismos o enfermedades graves, originando un importante problema estético. A veces, la extracción del globo ocular es la única solución cuando algunas enfermedades graves terminan finalmente en un ojo ciego y muy doloroso. En estos casos, la cavidad que deja el globo ocular puede reconstruirse mediante implantes orbitarios, consiguiéndose con las técnicas actuales resultados estéticos muy buenos.

Entropión y ectropión

Giro del párpado hacia dentro o hacia fuera, provocando irritación ocular, lagrimeo y úlceras en la córnea.

Parálisis facial

No es posible cerrar el ojo por parálisis del músculo orbicular. Será necesario realizar técnicas quirúrgicas que consiguen el cierre palpebral, evitando la ulceración de la córnea.

Ptosis palpebral

Es la caída del párpado superior que provoca pérdida de campo visual.

Retracción palpebral

Provoca un ojo demasiado abierto. Frecuente en el hipertiroidismo.

Traumatismos y tumores

Traumatismos o la extirpación de tumores grandes pueden originar defectos que precisen de técnicas de cirugía plástica para reconstruir la anatomía del párpado preservando su función y estética.

Ptosis palpebral

La ptosis hace referencia al descolgamiento de un órgano o zona anatómica. En el caso de la oftalmología, esta zona es el párpado.

La ptosis puede afectar a uno o ambos párpados (unilateral/bilateral) y aparecer a cualquier edad. Puede generar problemas de visión, en el caso en que el párpado llegue a solapar la pupila.

En el caso de los niños, dado que están en proceso de desarrollo físico y de las funciones de sus, las consecuencias pueden ser más serias, del orden de la tortícolis con mentón elevado, para compensar la posición de la pupila afectada, o la ambliopía u ojo vago, dado que el ojo afectado deja de realizar su función, que asume el otro ojo.

Lagrimeo o epífora

Los ojos pueden llorar constantemente por muchas causas. Básicamente podemos englobarlas en dos grandes grupos: las que tienen como orígen anomalías en el drenaje de las lágrimas y las que se derivan de un exceso de producción de lágrimas.

Pterigion

El pterigium, también conocido como “palmera” o “uña”, es una proliferación benigna del tejido subconjuntival (parte blanca del ojo) que crece sobre la córnea. Suele ser un importante problema estético que además produce molestias frecuentes como ojo rojo, ojo seco y sensación de arenilla. Ocasionalmente, su crecimiento puede llegar a producir disminución de la visión por astigmatismo o porque puede llegar a cubrir el eje visual.

El tratamiento definitivo para el pterigium es la cirugía, es decir la exerésis del pterigium. Es una técnica segura puesto que sólo trata la superficie ocular y no implica cirugía intraocular.

Lagoftalmia

La lagoftalmia o lagoftalmos es la imposibilidad de cerrar completamente uno o ambos ojos. Este problema puede ser causado por un problema nervioso (una parálisis facial) o tener una causa mecánica, como una cicatriz en el párpado.

Al quedar un espacio entre el párpado superior y el inferior, la superficie ocular queda expuesta, lo que puede dar lugar a sequedad ocular e infecciones, comprometiendo la calidad de la visión y llegando incluso a amenazar la integridad del ojo si llega a producirse ulceración corneal o perforación.

Blefaroespasmo

El blefaroespasmo consiste en el cierre involuntario de los párpados, de forma crónica, repetitiva y bilateral.

Tics en los ojos: Son más frecuentes en personas jóvenes o niños y pueden afectar a tan sólo un ojo.

Excepto si el paciente padece el Síndrome de Tourette, o ha consumido sustancias tóxicas que puedan haber afectado al sistema nervioso central, las causas concretas son de origen desconocido pero se agravan con el estrés, la ansiedad o la fatiga.

Mioquimias orbiculares: Son pequeños temblores de los párpados debidos a contracciones de la musculatura orbicular. No suele ser perceptible más que por el paciente y cede de forma espontánea. Se asocia a episodios de estrés y consumo de substancias excitantes.

Espasmo hemifacial: Movimiento involuntario de todo un lado de la cara. Esta patología suele ser producida por una pequeña malformación vascular intracraneal que comprime el nervio facial, irritándolo y provocando los espasmos.

Párpados caídos, bolsas en los ojos, patas de gallo

Con el paso del tiempo, la piel va perdiendo su elasticidad, y la musculatura su tono, y se van formando capas de grasa entre una y otra. En el caso de los párpados, ello conlleva un descolgamiento del músculo y el exceso de piel, y la formación de bolsas de grasa. Como consecuencia de ello, la persona parece más mayor de lo que es o tiene una apariencia cansada.

Ello suele producirse a partir de los 40 años de forma progresiva y distinta en cada persona. El proceso, muchas veces se ve acelerado por situaciones de estrés o falta de descanso.

La blefaroplastia o cirugía palpebral, es la que corrige quirúrgicamente este problema estético.

Las patas de gallo y las arrugas del entrecejo también pueden tratarse mediante inyecciones de proteina botulínica, ampliamente conocida como Botox, pero la solución es temporal y requiere de aplicaciones periódicas para el mantenimiento del resultado.

Del orzuelo al chalación

El orzuelo es una inflamación de una glándula de la base de las pestañas, que produce una inflamación en el párpado, acompañada de molestias, más o menos acusadas, al parpadear.

En función de su localización, dentro o fuera del párpado, el orzuelo puede ser interno o externo.

Cuando las glándulas de Zeis se inflaman de forma permanente, o cuando los conductos de las gálndulas de Meibomio se obturan, impidiendo que la grasa fluya con la lágrima, el orzuelo se cronifica y se endurece dando lugar a un quiste llamado chalación.

Tratamientos para el párpado y lagrimal

Befaloplastia barcelona
Miectomía u orbiculectomía

La miectomía o orbiculectomía es una cirugía consistente en la extirpación, parcial o total, de los músculos encargados del cierre de los ojos, principalmente, los orbiculares.

Es una técnica que se aplica, en última instancia, a pacientes afectados de blefaroespasmo en los que ha fracasado la aplicación de toxina botulínica o Botox.

Tratamientos del orzuelo y el chalación

En la fase aguda de infección y/o inflamación, se procederá al lavado de los párpados con soluciones jabonosas y la aplicación de una pomada antibiótica, para controlar la infección, y corticoide, para controlar la inflamación. También va bien utilizar paños calientes que favorezcan la desobstrucción de la glándula.

Si el orzuelo se cronifica, transcurridos entre 15 días y un mes, se recomienda la inyección de corticoide, como el Trigón.

En caso de que, todavía así, no se resuelva el problema, será preciso recurrir a la cirugía. Se trata de una intervención menor, de tipo ambulatorio que consiste en abrir la glándula afectada, desobturarla y extirpar la lesión. Si la intervención se lleva a cabo a través de la vía conjuntival no es preciso coser. En caso de que sea necesario acceder al nódulo seccionando la piel, se colocarán unos puntos de sutura que se retirarán al cabo de una semana.

En estos casos, el oftalmólogo puede considerar necesario el tratamiento antibiótico durante un periodo largo (aprox. 4 meses), con doxiciclina oral, para evitar las recaídas.

Cirugía de la ptosis parpebral

En el caso de los adultos, la decisión de intervenir dependerá del grado de molestia o incapacidad visual que el problema genere al paciente. Generalmente, se hace coincidir con una blefaroplastia.

Técnica utilizada

Varía en función de la causa de la ptosis y el grado de movilidad del músculo elevador del párpado.

Reinserción de la aponeurosis del músculo elevador

Se utiliza en la mayoría de casos, en los que el músculo se ha distendido pero conserva su función. Consiste en tensar el tendón del músculo elevador del párpado, accediendo al mismo a través de una pequeña incisión en el pliegue del párpado que, una vez cicatrizada, no se aprecia. En un porcentaje muy bajo de casos es necesario algún retoque posterior.

Conjuntivo-Müllerectomía

Se utiliza en ptosis leves, cuando el párpado tan sólo se descuelga un par de mm). Consiste en la resección de conjuntiva y músculo de Müller y permite calcular muy bien la altura final del párpado, no requiriendo retoques posteriores. Se realiza por el reverso del párpado y no deja cicatriz porque no se toca la piel del mismo.

Resección del músculo elevador

Se utiliza cuando el músculo elevador del párpado conserva su función, pese a que no la ejerza con suficiente eficacia. Es el caso de la ptosis congénita en niños. Es parecida a la primera intervención pero, en este caso, en lugar de actuar sobre el tendón, se hace directamente sobre el músculo para corregir su elevación y movilidad.

Técnicas de suspensión frontal

Se utiliza cuando el párpado no se puede abrir debido a que el músculo elevador apenas realiza su función. Mediante esta técnica se deriva la función de elevar el párpado a la ceja, de modo que, el paciente consiga poder abrir los ojos cuando eleve las cejas. A tal fin, se insertan, unas bandas de material no extensible que unen la ceja con el párpado del lado afectado.

Cirugía reparadora de la vía lagrimal

El lagrimeo copioso puede ser debido a obstrucciones en la vía lagrimal o pliegues en la piel del ojo. Estos casos pueden ser tratados por nuestros especialistas para mejorar su calidad de vida.

Blefaroplastia

Esta cirugía ocular se suele indicar por un exceso de piel en el párpado superior o inferior, el rasgo más característico del paso de los años, pero no el único.

Existen múltiples factores que intervienen en el proceso del envejecimiento y es imprescindible tenerlos todos en cuenta para conseguir los mejores resultados en cada paciente. El cirujano oculoplástico especializado en blefaroplastia evalúa y considera cada uno de los factores implicados para planificar de forma personalizada el tratamiento óptimo.

Cirugía de la cavidad anoftálmica

La enucleación y la evisceración son dos procedimientos mediantes los cuales se retira el contenido ocular y se reemplaza por una prótesis con la finalidad de obtener un resultado estético y funcional adecuado.

Se realiza en ojos que no tienen potencial visual y son estéticamente inadecuados, o causan molestias como dolor, y también en casos de tumores intraoculares, consiguiendo resolver la patología con un buen aspecto final para el paciente.

Testimonio de blefaroplastia

Judith Mestres

Estoy muy contenta. He mejorado mi visión y también mi estética.

Desde que me operé aquí ya hago todas las revisiones y todo lo que necesito porque me encuentro muy a gusto.

Financiación sin intereses

En Oftalprive no queremos que el precio suponga una barrera a la hora de cumplir tu deseo de decir adiós a las gafas y/o lentes de contacto. Para ello contamos con sistemas de financiación totalmente personalizados y sin sorpresas, pagando una cuota fija mensual sin intereses*.

Ven a visitar nuestra clínica oftalmológica Oftalprivé, donde nuestro personal resolverá todas tus dudas, te atenderán de manera personalizada y podrás realizar los trámites para tu financiación de forma ágil y cómoda.

Preguntas frecuentes

En Oftalprivé resolvemos las dudas que te puedan surgir sobre la operación de la vista cansada

¿Por qué cambia el aspecto estético de los ojos?

El envejecimiento cambia el aspecto de los ojos y con él, lo que expresan. Con el paso del tiempo se produce un exceso de piel, músculo y grasa en los párpados dando lugar a las conocidas arrugas y bolsas. Además la piel y los tejidos del párpado pierden elasticidad. En casos severos, el exceso de piel puede caer sobre las pestañas y reducir el campo de visión.

Estos cambios alteran la expresión facial y provocan una mirada más cansada y triste.

¿Cómo se pueden rejuvenecer los ojos?

La cirugía que moldea los párpados se llama blefaroplastia. Con esta cirugía se elimina el exceso de piel, músculo y grasa. Puede realizarse tanto en el párpado superior como en el inferior. Habitualmente se realiza bajo anestesia local con sedación y sin ingreso hospitalario.

La cirugía no elimina las arrugas perioculares como las “patas de gallo” o las localizadas en el entrecejo. Estas arrugas se corrigen con toxina botulínica de forma segura y eficaz.

El primer paso será realizar una primera visita con el cirujano.  En esta primera visita se realiza una historia clínica para conocer el estado general de salud, una exploración de la visión y de los ojos, y un estudio de los párpados. Será útil poder disponer de alguna foto de cuando era más joven, para que el cirujano pueda entender mejor qué cambios han ocurrido con el paso del tiempo y poder ofrecer una cirugía más personalizada y natural. Después paciente y cirujano participarán en un diálogo para conciliar las expectativas iniciales con las posibilidades reales y valorar la relación entre los beneficios y los riesgos.

Te ofrecemos una cirugía personalizada para corregir los cambios provocados por el paso del tiempo sin cambiar tus rasgos de siempre. Te verás y te verán más joven, pero no diferente.

¿Quedan cicatrices visibles?

La cicatriz quirúrgica no será visible. En el párpado superior la cirugía se realiza a través de una incisión en un pliegue natural que ocultará la cicatriz. En el párpado inferior se realiza por dentro del párpado, a través de la conjuntiva.

¿Qué enfermedades aumentan el riesgo de la cirugía?

Antes de plantear la cirugía debe existir un correcto control de enfermedades como la hipertensión arterial y la diabetes, y problemas de corazón o respiratorios. Debe valorarse cada caso individualmente.

También es importante valorar enfermedades previas de los ojos, sobre todo la oftalmopatía asociada al tiroides y el Síndrome de ojo seco, además de otros problemas de la superficie ocular.

Algunas personas además del exceso de piel y grasa, presentan una caída del párpado por debilidad del músculo que abre el ojo o por laxitud del tendón de este músculo. En estos casos, debe asociarse cirugía sobre el músculo elevando el párpado para conseguir un buen resultado funcional y estético.

¿Cómo es el día de la cirugía?

Acudirá al quirófano en ayunas, con las pruebas preoperatorias, sin maquillaje ni joyas. Ya en el quirófano, el anestesista le pondrá una medicación para que no le moleste la inyección del anestésico local y para que esté tranquila y relajada durante la cirugía. La cirugía dura entre 1 y 2 horas. Una hora después de la cirugía podrá regresar a casa. Al alta, recibirá por escrito la medicación y los cuidados del postoperatorio.

¿Cómo es el postoperatorio en la cirugía ocular plástica?

Los 3 primeros días deberá realizar reposo relativo con la cabeza elevada y evitar los esfuerzos. Durante estos primeros días deberá aplicar frío local varias veces al día, tomar la medicación prescrita y realizar las curas tal como le ha explicado su médico.

Podrá leer y ver la televisión ya los primeros días, cuidando de mantener una buena lubricación ocular con las lágrimas artificiales y las pomadas que le ha pautado su médico.

Los hematomas suelen desaparecer en 2 semanas. El edema puede tardar hasta un mes en desaparecer. Podrá reincorporarse a su trabajo en 1 semana.

Durante los primeros meses tras la cirugía le aconsejamos usar gafas de sol y cremas de protección solar cuando se exponga al sol.

¿Qué es la toxina botulínica? ¿Cómo actúa? ¿Existen complicaciones?

Es una toxina producida por una bacteria, “Clostridium Botulínum”. Aunque en dosis altas puede provocar la conocida enfermedad del botulismo, utilizada en pequeñas dosis tiene múltiples usos en medicina con importantes beneficios y mínimos riesgos, sobre todo en el campo de la oftalmología y la neurología.

La toxina inyectada en los músculos perioculares en determinados puntos provoca la relajación de estos músculos, evitando la formación de arrugas con la expresión facial. Los mejores resultados se consiguen adaptando el número y localización de los puntos de inyección a cada caso particular. Personalizar el tratamiento permite conseguir un resultado más natural, evitando efectos indeseables y una cara demasiado inexpresiva.

Como cualquier acto médico no está exento de posibles complicaciones derivadas del efecto sobre otros músculos, como los que utilizamos para abrir y cerrar los ojos. La mejor manera de evitar los efectos indeseables es que la técnica la realice un profesional especializado y con experiencia. En manos profesionales es un tratamiento muy seguro y eficaz.

¿A qué edad se recomienda su uso?

La mayoría de los pacientes se encuentran entre los 40 y los 70 años, pero puede utilizarse con seguridad a partir de los 30 años en personas que tienden a contraer en exceso los músculos cuando leen, conducen o se exponen al sol, para prevenir la formación de las arrugas perioculares.

¿Existen contraindicaciones?

No debe utilizarse en mujeres embarazadas ni en periodo de lactancia. Tampoco se puede utilizar en pacientes con enfermedades o infecciones de la piel que afecte a la región periocular y enfermedades neuromusculares excepto en el blefaroespasmo.

¿Es el tratamiento con botox doloroso?

Se realizan pequeñas inyecciones con un aguja muy fina que minimiza el dolor. Según  la sensibilidad de cada persona puede resultar más menos molesto. Para aliviar la pequeña molestia de la inyección puede utilizarse una crema anestésica aplicada media hora antes. El procedimiento se realiza de forma ambulatoria y dura unos 10 minutos.

Consulta con nuestros especialistas

Ponemos a tu disposición a los médicos oftalmólogos especialistas para responder a tus preguntas y dudas sobre cualquier tratamiento o patalogía.




Recupera tu calidad de vida

Pide cita online seleccionando día y hora en la que deseas realizar tu consulta.
Necesitas ayuda? Contáctanos