Llámanos al

689 155 562

Urgencias 24h presencial

Atención oftalmológica urgente sin esperas

Pide cita

Solicita tu cita online

Llámanos al

689 155 562

Urgencias 24h presencial

Atención oftalmológica urgente sin esperas

Pide cita

Solicita tu cita online

Cirugía Refractiva Láser

Operación sencilla, efectiva e indolora.

Infórmate sin compromiso

o llámanos al 93 203 22 33




¿Qué es la cirugía refractiva láser?

La cirugía refractiva láser es la solución definitiva a miopía, hipermetropía y astigmatismo, ya que permite conseguir una correcta visión sin la dependencia total de gafas o lentes de contacto. El láser, con su precisión, permite tallar la córnea, adecuar su curvatura eliminando las cantidades de tejido necesarias, y modificar la refracción ocular para conseguir el correcto enfoque de la imagen en la retina.

¿Qué corrige la cirugía refractiva láser?

Patologias de la vista miopia
MIOPÍA

Cuando el ojo es más largo de lo normal o la córnea demasiado curva, los rayos de luz convergen y se enfocan antes de llegar a la retina, creando una imagen borrosa, principalmente de lejos.

Patologias del ojo hipermetropia
HIPERMETROPÍA

En este caso los rayos de luz convergen detrás de la retina debido a que el ojo es más corto de lo normal o la córnea demasiado plana, dando lugar a una imagen borrosa principalmente de cerca.

Patologias del ojo astigmatismo
ASTIGMATISMO

Cuando la córnea está más curvada en un eje que en otro, provoca una visión borrosa a cualquier distancia. Puede presentarse sola o asociada a la miopía o la hipermetropía.

Patalogía: Presbicia o vista cansada
PRESBICIA

La presbicia o vista cansada es una disminución de la capacidad de enfoque del ojo que provoca una pérdida de nitidez en la visión cercana.

Tratamiento con Cirugía Refractiva

En Oftalprivé empleamos dos tipos de tratamiento para la presbicia o vista cansada. Cirugía con facoesmulsificación y cirugía refractiva.

Cirugía Refractiva Láser

La técnica más segura y rápida

La cirugía refractiva es la solución definitiva para diversas patologías, denominadas defectos refractivos (miopía, hipermetropía y astigmatismo). La cirugía refractiva permite conseguir una correcta visión sin necesidad de gafas o lentes de contacto.

El láser, con su precisión, permite tallar la córnea, adecuar su curvatura eliminando las cantidades de tejido corneal necesarias y modificar la refracción ocular para conseguir el correcto enfoque de la imagen en la reti

La técnica LASIK es la más común. El láser excímer es el apropiado para tratar miopías de entre 1 y 10 dioptrías e hipermetropías de entre 1 y 5 dioptrías, con o sin astigmatismo.

La intervención se efectúa en pocos minutos, sin ningún dolor, gracias a la anestesia tópica (por medio de gotas) y sin necesidad de ingreso.

Anestesia tópica (Gotas)
Anestesia tópica (Gotas)
Operación rápida
Recuperación de la cirugía de cataratas inmediata
Sin hospitalización

Cirugía refractiva Láser FEMTOLASIK

Láser Quirúrgico de Femtosegundo FEMTO LDV Ziemmer

La técnica FEMTOLASIK es el método para la corrección de los defectos refractivos más cómodo y preciso. Corrige la miopía, hipermetropía y el astigmatismo con láser, en ningún momento se necesita bisturí.

La técnica de cirugía refractiva FEMTOLASIK tiene un menor impacto en el ojo ya que el rayo láser que utiliza, tiene una intensidad 100 veces más pequeña que los láseres de primera generación.

Es capaz de tratar casos muy severos, por lo que prácticamente todo el mundo se puede someter a esta cirugía. Ahora pueden ser tratados pacientes con miopías muy altas y con córneas muy delgadas.

En nuestro centro oftalmológico privado utilizamos la tecnología Femtosegundo, la tecnología láser más avanzada y segura de nuestros días.

Tras un asesoramiento personalizado y un examen completo del ojo, le indicaremos qué resultado visual puede alcanzar.

La utilización del láser Femto LDV acelera la recuperación, aumenta la estabilidad post-quirúrgica y mejora la calidad visual.

Esta técnica quirúrgica altera mucho menos las fibras nerviosas corneales, disminuyendo ostensiblemente la sequedad ocular en aquellos pacientes que previamente ya la tenían.

Cirugía sin hospitalización
Procedimiento más suave
Obtención de resultados más rápidos
Cirugía Refractiva Láser Barcelona
Permite sub o sobrecorreción

Cirugía refractiva con lentes intraoculares de contacto ICL

Es una técnica de última generación con la que se obtienen resultados inmediatos y excelentes.

Es una técnica de última generación con la que se obtienen resultados inmediatos y excelentes.

La intervención consiste en introducir una lente de contacto intraocular flexible entre el iris y el cristalino, por una incisión de 2,8 mm. con anestesia tópica (gotas). Es indolora y lleva unos 8 minutos por cada ojo. NO requiere ingreso hospitalario.

Hace unos años, la indicación era para pacientes que no podían someterse a tratamiento mediante láser excimer (LASIK). Hoy en día, cada vez implantamos más lentes fáquicas ya que presentan ciertas ventajas con respecto a los tratamientos con láser sobre todo en miopes altos. Mejoran la calidad de visión y constituye un proceso totalmente reversible, estos factores hacen que muchos pacientes se inclinen por esta opción.

Las lentes intraoculares ICL es una técnica reversible, que no altera la córnea ni cambia alguna estructura interna del ojo. Esta ventaja  permite que en cualquier momento se puede dar marcha atrás si hay un cambio importante de graduación u otra necesidad que pueda surgir.

Las lentes de contacto multifocales son unas lentes de contacto con diversas graduaciones en una misma lente. Este tipo de lente es la solución ideal para aquellas personas que no se atreven con la cirugía. En el caso de obtener buenos resultados con las lentes multifocales, garantizan el éxito con la cirugía.

Cuidado del paciente durante las operaciones de la vista
Intervención indolora
Rápida y poco invasiva
Rápida recuperación de la cirugía refractiva
Alta calidad de visión en todos los casos
Lente intraocular ICL

Lentes Intraoculares Premium

Las Lentes Premium son las lentes intraoculares de última generación.
Lentes intraoculares, multifocales y trifocales

Multifocales: Son lentes intraoculares que permiten enfocar a varias distancias, el paciente tiene la capacidad para ver bien sin gafas de lejos y de cerca.

Lentes trifocales: Son lentes intraoculares cuya funcionalidad es corregir en todas las distancias; lejos, intermedia y cercana. Son las últimas lentes que han salido al mercado.

Lentes intraoculares tóricas

Son lentes intraoculares que permiten corregir pequeños y  grandes astigmatismos que hasta ahora no era posible. Monofocales, multifocales, trifocales. La fabricación de estas lentes es compleja y muchas veces funcionan con pedidos personalizados.

Lentes intraoculares acomodativas

Son lentes que presentan un particular diseño que las hace capaces de movilizar una zona óptica variando el foco de visión. Poseen una parte flexible que hace modificar su potencia refractiva ciando el músculo ciliar se contrae.

Constan de una óptica monofocal.

Lentes intraoculares asféricas

Las lentes intraoculares asféricas busca mejorar o neutralizar totalmente la aberración esférica que existe tras la extracción del cristalino y que se manifiesta sobre todo en visión nocturna. Además, también busca incrementar la sensibilidad al contraste y mejorar la calidad visual.

Testimonios de pacientes de Cirugía Refractiva

Nuestros pacientes hablan de su operación con la Cirugía Refractiva
Mónica Boisgontier nos explica su experiencia con la cirugía refractiva con láser Amaris

“Un amigo se operó y quedó encantado. Viví todo su postoperatorio y pensé que si a él le había ido tan bien seguramente a mí también y que debía trabajar mis miedos. Fui a conocer al doctor, y tanto él como su equipo me empoderaron mucho, me explicaron bien cómo funcionaba……

He de decir que estoy encantada. Me ha cambiado la vida………ni me acuerdo de que llevaba gafas….

Estoy muy contenta y agradecida al equipo y al láser Amaris”

Tecnología para el tratamiento con Cirugía Refractiva Láser

La tecnología más avanzada a tu disposición

Financiación sin intereses

En Oftalprive no queremos que el precio suponga una barrera a la hora de cumplir tu deseo de decir adiós a las gafas y/o lentes de contacto. Para ello contamos con sistemas de financiación totalmente personalizados y sin sorpresas, pagando una cuota fija mensual sin intereses*.

Ven a visitar nuestra clínica oftalmológica Oftalprivé, donde nuestro personal resolverá todas tus dudas, te atenderán de manera personalizada y podrás realizar los trámites para tu financiación de forma ágil y cómoda.

Preguntas frecuentes

En Oftalprivé resolvemos las dudas que te puedan surgir sobre la operación de la vista cansada

¿Me dolerá la intervención?

No. Ni durante ni después. Sólo tendrá leves molestias las primeras horas tras el procedimiento.

¿Y si muevo los ojos durante la intervención?

Lo más recomendable sería que no lo hiciera, no obstante, los sistemas de seguridad por seguimiento de los movimientos oculares de que dispone el láser, detendrían el tratamiento impidiendo posibles complicaciones.

¿Es muy larga la intervención?

No. Dura aproximadamente 5 minutos por ojo y es posible, en la mayoría de los casos, operar ambos ojos en la misma sesión. En los casos de implante de lente epicapsular y en la cirugía de la catarata, la duración aproximada es de 8 a 10 minutos y es aconsejable dejar transcurrir de 1 a 2 días entre un ojo y otro.

¿Me dormirán para operarme?

No, ni siquiera inyecciones. El tipo de anestesia es tópica, o sea, con gotas. Por ello, no es necesario ninguna prueba preoperatoria (análisis o radiografía) ni suspender su medicación habitual, ni estar en ayunas.

¿Cuántos días tendré que estar en la clínica?

Ninguno. Es un tipo de cirugía que se realiza de manera ambulatoria. Después de la intervención puede irse a su casa.

¿Cuándo podré reincorporarme a mi trabajo?

Habitualmente a los dos días tras la cirugía. En los casos de implante de lente intraocular dependerá de las exigencias físicas de cada trabajo.

¿Cuánto tardaré en ver bien tras la intervención?

A las 24-48 horas tras la intervención ya se alcanza una buena visión, suficiente para desarrollar una vida normal en la mayoría de los casos, si bien la visión será peor en situaciones de poca luz o ambientes oscuros durante las primeras semanas o irá mejorando paulatinamente.

¿Cuántos días tendré los ojos tapados?

Ninguno. Con las técnicas de anestesia tópica (sólo con gotas) no es necesaria la oclusión tras la cirugía.

¿Mejoraré la visión?

La cirugía mediante la técnica Lasik no mejora la agudeza visual, es decir, después de la cirugía la mejor visión que el paciente puede conseguir es la visión que tenía preoperatoriamente con sus gafas. Sin embargo, la técnica de la facoemulsificación o implante de lentes epicapsulares mejora la visión preoperatoria en la inmensa mayoría de los casos.

¿Cómo se realiza el implante de lentes ICL?

  1. El  primer paso es desinfectar la zona operatoria mediante povidona yodada o con clorexidina.
  2. Preparamos el campo quirúrgico y procedemos a la anestesia de la zona mediante el uso tópico de gotas. No precisamos ningún otro tipo de anestesia en la mayoría de nuestras cirugías.
  3. Colocamos la ICL en un inyector capaz de hacer pasar la lente por una incisión de 2,8 mm.
  4. Realizamos una incisión corneal periférica de 2,8 mm
  5. Introducimos una cánula con solución anestésica en la cámara anterior.
  6. Ahora introducimos una sustancia densa (acido hialurónico) con la finalidad de mantener la cámara anterior para poder maniobrar con suficiente seguridad.
  7. Colocamos el inyector sobre el borde de la incisión para inyectar la ICL en el interior del ojo.
  8. Con ayuda de un manipulador acabamos de situar la ICL en la posición deseada con los hápticos detrás del iris.
  9. Limpiamos, mediante una cánula de irrigación-aspiración conectada al facoemulsificador, todos los posibles restos.
  10. Las incisiones se autosellan sin necesidad de suturas.
  11. Colocamos gotas de antibiótico y antiinflamatorio.

¿En qué consiste la cirugía refractiva con implante de lentes ICL?

Es una técnica de última generación con la que se obtienen resultados inmediatos y excelentes.

La intervención consiste en introducir una lente de contacto intraocular flexible entre el iris y el cristalino, por una incisión de 2,8 mm. con anestesia tópica (gotas). Es indolora y lleva unos 8 minutos por cada ojo. NO requiere ingreso hospitalario.

Hasta ahora, las lentes utilizadas eran rígidas, ello implicaba realizar una incisión más amplia, de 6-7 mm, con la posterior necesidad de suturar, 3 – 4 puntos, para cerrar la incisión. Esto obligaba a una anestesia local o general, inducía un astigmatismo elevado y retrasaba la recuperación visual.

Hace unos años, la indicación era para pacientes que no podían someterse a tratamiento mediante láser excimer (LASIK). Hoy en día, cada vez implantamos más lentes fáquicas ya que presentan ciertas ventajas con respecto a los tratamientos con láser sobre todo en miopes altos. Mejoran la calidad de visión y constituye un proceso totalmente reversible, estos factores hacen que muchos pacientes se inclinen por esta opción.

Existen lentes fáquicas tanto para miopes como para hipermétropes, ICL además presenta lentes que pueden corregir a la vez el astigmatismo. La lente precisa de un mínimo de espacio dentro del ojo donde poder colocarse, este espacio llamado cámara anterior (espacio que existe entre la cornea y el cristalino) es , la mayoría de las veces, mayor en miopes que en hipermétropes. Es por esto que la mayoría de miopes pueden optar a este tipo de cirugía refractiva.

¿Qué ventajas tiene el implante de lentes ICL?

ICL es reversible: A diferencia del láser el tratamiento es reversible, al incorporar una lente no existe la necesidad de alterar ningún tejido ocular, pudiéndose volverse a la situación inicial cuando se desee, posibilitando nuevas técnicas futuras.

ICL es calidad de visión: Proporciona la más alta y previsible calidad de visión de cualquier procedimiento refractivo. Obteniendo los porcentajes más altos de satisfacción entre los pacientes y minimizando el riesgo de sequedad ocular secundaria.

ICL es invisible, blanda y flexible: Su posicionamiento en el interior del ojo la hace invisible, tanto para el paciente como para su entorno. El paciente no las siente, las disfruta.

ICL es la técnica óptima para tratar pacientes jóvenes o con espesores corneales muy pequeños, con miopías o hipermetropías elevadas.

La intervención es rápida e indolora: La intervención dura 15 minutos y se realiza con anestesia tópica (gotas), la lente se incorpora a través de una mínima incisión de 3 mm que no requiere puntos y en unas horas el paciente puede volver a casa, realizando vida normal al día siguiente.

ICL es rendimiento: 100% Compatible con el deporte profesional, profesiones de alto rendimiento físico (cuerpos de seguridad), profesiones en entornos exigentes: pilotos, buzos, etc….

ICL protege contra los rayos UVA (en condiciones normales, no en alta montaña o playa)

ICL es biocompatible porque está elaborado con colágeno natural por lo que el ojo lo tolera perfectamente.

Consulta con nuestros especialistas

Ponemos a tu disposición a los médicos oftalmólogos especialistas para responder a tus preguntas y dudas sobre cualquier tratamiento o patalogía.




Recupera tu calidad de vida

Pide cita online seleccionando día y hora en la que deseas realizar tu consulta.
Necesitas ayuda? Contáctanos